¿Qué es la Neuromodulación Ecoguiada?

La Neuromodulación Ecoguiada cosiste en la aplicación de una corriente de baja frecuencia en la zona perineural de un nervio lesionado, previa colocación de agujas de manera ecoguiada.

El nervio debe tener capacidad de adaptarse a los movimientos que realizamos en nuestra vida diaria. Ya sea por atrapamiento y compromiso mecánico, o por sensibilización del tejido nervioso; si el nervio no se adapta correctamente a dichos movimientos se producen dolor y disfunción de una o varias estructuras, ya que el nervio controla multitud de funciones y sus síntomas pueden ser de leves molestias localizadas a dolor intenso y extenso.

Gracias a la Neuromodulación podemos devolver al sistema nervioso periférico su capacidad de transmisión del impulso nervioso y, por lo tanto, normalizar aquellos parámetros que regulan al nervio; relacionados con la función muscular, articular, vascular, etc.

¿Para qué sirve la Neuromodulación Ecoguiada?

La Neuromodulación se utiliza para problemas relacionados con el sistema nervioso periférico:

  • Síndrome de túnel carpiano.
  • Síndrome de los desfiladeros torácicos.
  • Atrapamiento del nervio ciático.
  • Síntomas neuropáticos (neuralgias, ciatalgias, cervicobraquialgias, etc.).
  • Trastornos mecanosensitivos.
  • Dolor neuropático periférico.

¿Cómo se utiliza la Neuromodulación Ecoguiada?

Tras una entrevista detallada del paciente, se realiza una valoración para determinar que función esta alterada y a qué región metamérica afecta, que es la zona de distribución que corresponde a cada nervio. De esta forma seleccionamos que nervio o nervios están implicados en la disfunción.

A partir de ahí, localizamos ecográficamente el nervio a tratar y la localización de interés terapéutico. A continuación decidimos que área queremos abarcar y procedemos a colocar las agujas en las zona perineural proximal y distal del nervio.

A estas agujas va conectada una corriente analgésica de baja frecuencia con parámetros específicos para el tejido neural. La aplicación de dicha corriente dura entre 10-15 minutos, tras los cuales se reevalúa el síntoma y se prescriben ejercicios de movilización neural para exponer gradualmente el tejido a la carga y normalizar su función.