¿Qué es el Kinesiotaping?

El Kinesiotaping (o vendaje neuromuscular) es un método de tratamiento con tape elástico desarrollado por el Doctor Kenzo Kase y el Doctor Murray, basado en la quiropraxia y la kinesiología, donde el movimiento y la actividad muscular son imprescindibles para mantener o recuperar la salud. Esta técnica busca conseguir una movilidad total del músculo sin restricciones, donde la función muscular cobra gran importancia para activar procesos naturales de regeneración y disminuir el dolor.

La piel posee más de mil receptores cutáneos por metro cuadrado (más que articulación, musculo y tendón juntos) que informan al sistema nervioso central de la posición y el estado del cuerpo. Cuando se produce una lesión, la información de la estructura llega alterada al cerebro, percibiéndose como dolor y/o inestabilidad. Con el estímulo adecuado, podemos “resetear” la información alterada que percibe el cerebro y normalizar las señales para reparar la zona lesionada.

El tipo de vendaje posee unas características especiales; similares en grosor, peso y elasticidad a la piel humana. Se trata de una cinta elástica adherida a un papel protector con un 10% de pre-tensión a la que podemos aplicar hasta un 160% de tensión adicional, en función de la estructura diana y del objetivo terapéutico deseado. Esta capacidad elástica tiene una función muy específica: permitir el movimiento completo sin restricciones y estimulas los receptores cutáneos para recuperar la lesión.

¿Para qué sirve el Kinesiotaping?

El Kinesiotaping se puede utilizar con diversos objetivos:

  • Disminuir el dolor y el edema.
  • Mejorar la circulación y el drenaje linfático.
  • Mejorar la estabilidad y el equilibrio.
  • Corregir alteraciones posturales.

¿Cómo se utiliza el Kinesiotaping?

Tras una entrevista detallada del paciente, se realiza una valoración en la que se determina si el kinesiotaping está indicado. En tal caso, se coloca el vendaje con una forma y tensión determinada, en función del tipo de lesión y objetivo deseado. Hay 8 técnicas, cada una de ellas con unas características determinadas:

  • Técnica muscular.
  • Técnica ligamento-tendón.
  • Técnica de corrección articular funcional.
  • Técnica de corrección mecánica.
  • Técnica fascial.
  • Técnica de aumento de espacio.
  • Técnica linfática.
  • Técnica segmental.