¿Qué es la Magnetoterapia?

La magnetoterapia es una técnica terapéutica que consiste en la aplicación de campos magnéticos artificiales sobre una zona del cuerpo humano, la cual ha sufrido una disfunción o traumatismo, controlando la frecuencia e intensidad de esos campos.

En definitiva, la magnetoterapia consiste en reproducir sobre la zona afectada un campo magnético similar al campo magnético terrestre al que todos estamos sometidos, lo cual ya empieza a explicar el porqué de la inocuidad de esta técnica, pero con la ventaja de que, mientras el campo magnético terrestre es de 0,5 Gaus y constante, los campos magnéticos artificiales podemos elevarlos hasta niveles superiores (180 Gaus máxima potencia de pico) y controlar con toda exactitud su frecuencia, la emisión del campo magnético, la forma del impulso y el tiempo de aplicación.

¿Para qué sirve la Magnetoterapia?

  • Afecciones de la columna vertebral.
  • Artropatías degenerativas.
  • Problemas reumáticos (polimialgia reumática, síndromes discales, radiculopatías, periartritis).
  • Miositis y tendinopatías.
  • Fracturas (acelera el proceso de curación desde los primeros días).
  • Lesiones deportivas (contusiones, distorsiones, luxaciones, contracturas, etc.).
  • Problemas postquirúrgicos (acelera el proceso de curación de las heridas).
  • Problemas vasculares (ulceras varicosas, alteraciones de la circulación periférica, quemaduras, enfermedades de la piel, etc.).

¿Cómo se utiliza la Magnetoterapia?

Tras una entrevista detallada del paciente, se realiza una valoración en la que se determina si la magnetoterapia está indicada. En tal caso, se coloca el dispositivo de magnetoterapia sobre la zona afectada con parámetros específicos para su problema.

La duración de la aplicación es muy variable en función del tipo y estadio de la lesión.