El método Pilates, o simplemente Pilates, es un sistema de entrenamiento físico y mental creado a principios del siglo XX por Joseph Hubertus Pilates, quien lo ideó basándose en su conocimiento de distintas especialidades como gimnasia, traumatología y yoga, uniendo el dinamismo y la fuerza muscular con el control mental, la respiración y la relajación.

El método se centra en el desarrollo de los músculos internos para mantener el equilibrio corporal y dar estabilidad y firmeza a la columna vertebral, por lo que es muy usado como terapia en rehabilitación y prevención.

El Pilates Terapéutico es una derivación de esta metodología, donde el método Pilates y la Fisioterapia se unen para potenciar los beneficios de este método, ya que gracias a la formación y experiencia del fisioterapeuta en análisis de movimiento patología musculo-esquelética, se modifican los ejercicios para adaptarlos a personas con problemas de movilidad o columna vertebral.

¿Para qué sirve el Pilates Terapéutico?

Son numerosos los beneficios que podemos obtener con la práctica de Pilates terapéutico:

Aporta vitalidad y fuerza.

Mayor flexibilidad, destreza, agilidad y coordinación de los movimientos.

Figura más estilizada.

Corrección de hábitos posturales perjudiciales y reducción de los dolores de espalda.

Mejor autoconocimiento del cuerpo.

Prevención y rehabilitación de lesiones musculares.

Mejoras en los sistemas sanguíneo y linfático.

Reducción del nivel de estrés y de las tensiones a través del control de la respiración y de la concentración.