La nutrición se define como la ciencia que estudia los mecanismos fisiológicos por los cuáles el organismo incorpora los nutrientes presentes en los alimentos para llevar a cabo diferentes funciones, y la dietética se ocupa de evaluar la idoneidad de las dietas según el objetivo o fin que se quiera conseguir.

En Clínica Novak vemos la nutrición y la dietética como una ciencia doble. Por un lado, preventiva, ya que gracias a la nutrición pueden evitarse más del 75% de las enfermedades que se tratan en los hospitales. Y por otro lado, coadyuvante, ya que la nutrición puede jugar un papel fundamental en la curación de las enfermedades o en la desaparición de los síntomas.

El tratamiento que se da a una enfermedad o las aproximaciones que se pueden realizar a las diferentes situaciones especiales que se presenten, varían según las necesidades del paciente que acude a consulta. En Clínica Novak, La primera consulta es fundamental. En ella, nos encargamos de realizar una entrevista bien estructurada que nos permita conocer al máximo la situación actual del paciente, sus objetivos, antecedentes y las circunstancias que le rodean (A qué se dedica, quién cocina en casa, gustos, etc). Esto es necesario e importante para saber cómo llevar a cabo el tratamiento. En una segunda visita, se entregan unos consejos nutricionales y la dieta preparados específicamente para el paciente, se mide el peso y se toman medidas corporales conocidas como pliegues y diámetros. Estas medidas se toman regularmente para evaluar si el tratamiento está siendo el correcto y está cumpliendo su propósito.

Conforme avanzamos en el tratamiento, el paciente va aprendiendo a preparar su propia dieta, siempre revisada por el especialista, hasta que se constata que los hábitos alimentarios están cambiando y el paciente ha ganado la autonomía suficiente para cuidar de su propia alimentación.

Nuestra comida debería ser nuestra medicina y nuestra medicina debería ser nuestra comida”. Así lo vemos nosotros, pequeños granos de arena hacen la playa.