El Dolor Perineal es una afección poco conocida, pero que se produce con cierta frecuencia, sobre todo en mujeres.

El dolor Perianal se localiza entre el pubis, el ano y el perineo, y puede ser continuo, intermitente o bien como calambres.



¿ Qué causas presenta el Dolor Perianal ?

Las causas pueden tener un origen variado:

infecciones

problemas musculares

traumatismos

inflamaciones

problemas degenerativos

tóxicos

tumorales

etc.

Estas pueden ser ocasionadas por el sufrimiento de la zona tras el parto, traumatismo provocados por caídas, presión continua en la zona (práctica habitual de ciclismo) o sobrepeso.

La zona perineal también cuenta con gran cantidad de terminaciones nerviosas, si un nervio se lesiona puede producir dolor, como por ejemplo el pinzamiento del nervio pudendo.

Uno de los motivos más frecuentes que generan un dolor agudo en la zona perineal es el parto.

El cuerpo de la mujer está preparado para los cambios que un embrazo y parto suponen.

Sin embargo, es una situación especial que favorece desgarros en la zona, falta de lubricación, lesión de los músculos o daño en los nervios.

Además, en algunos casos, se debe realizar una episiotomía que en ocasiones daña tanto al musculo como a las terminaciones nerviosas.


El dolor perineal de la mujer puede llegar a afectar a su salud emocional


Una de las consecuencias derivadas de un dolor continuo o crónico de la zona perineal son los problemas emocionales.

Si estos no desaparecen la paciente puede:

Evitar mantener relaciones íntimas con su pareja.

Abandonar deportes o actividades físicas en los que tenga que llevar ropa un poco más ajustada.

Cambiar el estilo de ropa, ropa más holgada, por ejemplo, para evitar roces.

Estar siempre de pie para no tener que sentarse, etc.
 

Estas situaciones le pueden provocar aislamiento social, sentimiento de culpabilidad, ansiedad, estrés e incluso depresión.

Puede consultar con nuestra especialista para buscar un tratamiento que solucione el trastorno.


Beneficios de la Fisioterapia

Los resultados de la Fisioterapia en los casos del Dolor Perianal están más que demostrados, con casos de exito en un alto procentaje.

Para el tratamiento, nuestra especialista diagnosticará y utilizará varias técnicas para facilitar la relajación muscular, mejorar la circulación sanguínea y la movilidad en la región pelviperineal, ajustar desequilibrios posturales.

Además, censeguiremos aumentar la abertura vaginal y desensibilizar la zona.

El tratamiento de la musculatura perineal se basa principalmente en técnicas fisioterápicas manuales en los puntos musculares dolorosos, técnicas miofasciales y osteopatía para tratar la pelvis en su conjunto y técnicas de relajación.

En episiotomías o desgarros buscaremos y trataremos las adherencias en la cicatriz.

La respiraciones diafragmática, es una técnica y ejercicio de respiración que pone especial atención en el movimiento del diafragma para conseguir una respiración profunda.

La respiración tiene un gran impacto sobre nuestro suelo pélvico sino es la adecuada.

Respiraciones diafragmáticas, ejercicios de kegel inverso, core y trabajo abdominal son algunos de los ejercicios que enseñaremos para realizar en casa.

Sin embargo, en algunos casos los ejercicios de Kegel no sólo no son necesarios, sino que están completamente contraindicados y la hipertonía es uno de esos casos.

Más beneficios de la Fisioterapia

Ni los ejercicios de Kegel son para todo el mundo ni todo el mundo los realiza correctamente.

Ademas, la habilidad de relajar conscientemente los músculos del suelo pélvico es una parte crítica que debe cumplir cualquier programa de rehabilitación antes de intentar conseguir que estos músculos recuperen su función y se liberen del dolor que les causa un exceso de tensión.

En Clínica Novak, valoramos también tu columna y pelvis, en busca de la posible causa mecánica de la hipertonía y en caso de diagnostico lo trataremos con la terapia y técnica de fisioterapia más adecuada en cada caso.

Así, conseguimos compensar tu postura y recupera cualquier lesión muscular o esquelética a este nivel.