627 256 326

 

Para el tratamiento de la Fibromialgia la Fisioterapia dispone de distintas técnicas y procedimientos dirigidos principalmente a minimizar el dolor, mantener la funcionalidad y mejorar calidad de vida. No hay que olvidar que el abordaje en la Fibromialgia es multidisciplinar, y que el tratamiento fisioterápico será coadyuvante a otros tipos de tratamientos como el farmacológico o el psicoterápico.

Dada la variabilidad en los síntomas y en el estado de salud del enfermo de Fibromialgia, el fisioterapeuta los valorará en cada momento con el fin de determinar cuáles serán los objetivos de tratamiento y las herramientas terapéuticas más oportunas a utilizar en cada caso.

En el tratamiento del enfermo de Fibromialgia siempre se establecerán objetivos a corto y largo plazo. Los objetivos a corto plazo irán relacionados con los síntomas diarios variables (dolor, contracturas, alteraciones posturales, puntos gatillo…), mientras que los objetivos a largo plazo tendrán que ver con la propia enfermedad o con síntomas que evolucionan en periodos más largos (fatiga, sueño no reparador, estado de ánimo…).

Durante una sesión de tratamiento el fisioterapeuta podrá utilizar diferentes técnicas, herramientas o procedimientos, que seleccionará en función de los síntomas que el paciente presente y los objetivos de tratamiento establecidos. Cada paciente es único y por lo tanto los tratamientos son individualizados y adaptados a las necesidades terapéuticas del sujeto. No todos los pacientes reciben el mismo tratamiento aunque tengan una misma enfermedad diagnosticada.

La literatura y la evidencia clínica no dejan lugar a dudas cuando afirman que el ejercicio físico también es una buena herramienta terapéutica en la Fibromialgia. Los fisioterapeutas valoran qué tipo de ejercicio físico es el más oportuno en cada caso, y cuál debe ser su programación en cuanto a periodicidad, intensidad y tiempo de realización. El síntoma de la fatiga limita habitualmente el tipo de ejercicio y la intensidad. No todos los enfermos de Fibromialgia pueden realizar el mismo tipo de ejercicio ni con la misma intensidad, algunas personas precisan adaptaciones; de nuevo recordar que la prescripción debe hacerse de forma individualizada para conseguir los mejores resultados posibles. En ocasiones el ejercicio físico prescrito es la natación terapéutica, existen habitualmente piscinas que ofrecen este tipo de tratamiento llevado a cabo por un fisioterapeuta.

 

 

Teléfono para Citas        627 256 326